Genciana

Genciana (Gentiana lutea)

SINONIMIA: No se ha descrito.FAMILIA: Gencianáceas

ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN: Procede de los cárpatos y aparece raramente en otras cordilleras de Europa y Asia. Está protegida en numerosos países.

USOS TERAPÉUTICOS: Aperitivo, estomacal, tónico del hígado y vesícula biliar, estimulante general del organismo.

Otros usos y propiedades: La raíz fermentada tiene aplicaciones en la industria alimentaria y elaboración de licores amargos.

PARTE UTILIZADA: Raíces (radix gentianae).

 

DESCRIPCIÓN


La genciana es una planta perenne, de potente raíz, con una roseta de hojas elípticas. El aparente tallo hueco que porta las hojas sésiles y opuestas, aparece en el centro de la roseta entre los cuatro y ocho años. Las flores, grandes y de color amarillo, se agrupan en manojos en la axila de las hojas superiores.

El fruto es una cápsula que encierra semillas aladas. Debe ser cultivada para su aplicación en medicina, ya que es una planta protegida en numerosos países.

 

RECOLECCIÓN


Se recolectan las raíces de plantas relativamente viejas (de las que florecen y tienen hasta siete años). Tras recogerlas hay que limpiarlas rápidamente y ponerlas a secar enseguida, preferentemente en secadero a 60º C. como máximo. Esto es necesario para evitar el riesgo de fermentación, y la raíz permanece de color amarillo.

 

APLICACIONES Y PROPIEDADES


La genciana contienen jugos amargos derivados de los glucósidos, entre los cuales destaca la gentiopicrina; un glucósido, la amarogentina, alcaloides, xantonas y azúcares. Por su marcado sabor amargo se emplean sobre todo para estimular las secreciones gástricas, son por tanto aperitivas y estomacales.

También tiene acción tónica sobre el hígado y la vesícula biliar, así como estimulante sobre todo el organismo. Hay que tomarlas al menos media hora antes de las comidas en forma de gotas (tinctura amara), o bien en polvo, hasta 1 g. por toma, en incluso en decocción o en infusión.

La raíz fermentada tiene usos en la industria alimentaria y en la de los licores amargos. En estos casos se la deja entonces secar lentamente y adquirir un color rojizo.
Precaución: A altas dosis se pueden producir dolores de cabeza.