Setas Comestibles

 

 

VARIEDAD

Aunque en nada se parecen, dados su aspecto y biología, al resto de los vegetales, la composición de las setas es muy similar a la de las verduras: nueve partes de agua, y poseen, además, un contenido aproximado de proteínas vegetales, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibras, conteniendo por ello muy pocas calorías.

Existe una gran variedad de setas silvestres durante casi todo el año, pero es en el otoño cuando más abundan, tanto por la calidad como por la diversidad de especies. Es también en esta estación cuando aparecen las setas tóxicas, como la Amanita phalloides, que puede llegar a ser mortal. La consistencia de las setas es también muy diferente: mientras una seta de cardo tolera cualquier presión de transporte, una Russula o una Coprinus se deshacen con su propio peso cuando se colocan varios ejemplares unos encima de otros.

Al igual que otros alimentos silvestres, las setas se han consumido desde siempre. Hipócrates las describió como especies vegetales con propiedades curativas; y los romanos y otras antiguas culturas las utilizaron también como veneno, además de como alimento.

Las setas son organismos vivos que habitan en terrenos húmedos y cálidos, abundan entre materia orgánica y les gusta la lluvia y el calor. Gran cantidad de ellas son inofensivas, pero otras muchas son tóxicas, lo que hace de la recogida de setas para el consumo humano una actividad que requiere conocimientos muy precisos sobre la materia.

Las setas fueron consideradas durante mucho tiempo un alimento de pobres; sin embargo, hoy constituyen uno de los manjares más exquisitos.

A continuación damos una relación de las principales especies que se encuentran en nuestro término municipal, y de algunas de ellas mostramos su fotografía y una breve descripción:

 

Agaricus arvensis - Bola de nieve
Agaricus edulis - Champiñón doble anillo
Agaricus campester - Champiñón de campo
Agaricus silvaticus - Champiñón del bosque
Agaricus silvicola - Champiñón anisado
Agaricus xanthoderma - Agárico amarillento
Agrocybe aegerita - Seta de chopo
Aleuria aurantia - Peziza anaranjada
Amanita caesarea - Seta de los Césares
Amanita citrina
Amanita muscaria - Falsa oronja
Amanita ovoidea
Amanita phalloides - Oronja verde
Amanita porphyria
Amanita rubescens - Amanita rosada
Amanita spissa - Amanita gruesa
Armillariella mellea - Armilaria color miel
Boletus erythropus - Boleto rojizo
Boletus edulis - Seta de calabaza
Boletus satanas - Boleto de Satanás
Calocera viscosa
Callybia dryophila
Cantharellus cibarius - Seta de San Juan
Clavulina cinerea - Clavaria cenicienta
Clitocybe nebularis - Nube gris
Coprinus atramentarius - Coprino entintado
Coprinus comatus - Seta barbuda
Cortinarius sanguineus
Cortinarius trivialis
Gamphidius glutinosus
Gyromitra infula
Helvella lacunosa
Hygrophoropsis aurantiaca - Rebozuelo anaranjado

Hypholoma capnoides - Hifoloma láminas grises
Kuehneromyces mutabilis
Laccaria amethystina - Pimpinela morada
Lactarius deliciosus - Níscalo
Lactarius torminosus - Falso níscalo
Leccinum aurantiacum
Leccinum scabrum - Boleto del abedul
Lepista nuda - Pie azul
Lepista personata
Lycoperdon perlatum - Pedo de lobo
Macrolepiota procera - Nariz de gato
Macrolepiota rhacodes - Parasol carne roja
Marasmius oreades - Senderuela
Morchella conica - Colmenilla cónica
Morchella esculenta - Seta de Cuaresma
Omphalotus olearius
Oudemansiella longipes
Paxillus involutus - Paxilo enrollado
Phallus impudicus - Falo hediondo
Piptoporus betulinus - Políporo del abedul
Pleurotus cornucopiae - Cuerno de la abundancia
Pleurotus ostreatus - Seta de ostra
Rozites caperata - Rocites arrugado
Russula cyanoxantha - Seta de cardo
Russula ochroleuca
Suillus luteus - Boleto anillado
Tricholoma portentosum - Seta de abeto
Tricholoma saponaceum
Tricholoma sulphureum
Tricholoma terreum - Negrilla
Tuber aestivum - Trufa rosada y blanca
Tuber melanosporum - Trufa negra
Xerocomus badius - Boleto bayo





Amanita caesarea - Seta de los Césares
Esta especie puede encontrarse bajo encinas, alcornoques, castaños y robles, y también en bosques de coníferas.
Es un excelente comestible, pudiéndose comer cruda, con un poco de aceite, sal y limón.
Puede confundirse con la Amanita muscaria(tóxica), que contiene ácido iboteno, de efectos alucinógenos; su ingestión ocasiona graves envenenamientos, en ocasiones mortales.

 


 

Xerocomus badius - Boleto bayo
Crece en suelos ácidos, en bosques de coníferas. También en grupos de árboles resinosos de más de 60 años, donde nace en la base de los troncos.
Es un buen comestible, posee un fuerte aroma y está indicado para todo tipo de preparación y como condimento para sopas y salsas.


 


 


Suillus luteus - Boleto anillado
Seta de pino y suelos ácidos, crecen con pinos de acículas dobles.
Comestible, su carne es muy blanda y se descompone con facilidad; no apto para ser desecado; en el momento de recolectarlo es preciso quitarle el mucílago y la cutícula.
Al igual que el Boletus bellinii, no debe ingerirse en grandes cantidades, pues posee propiedades laxantes.

 

Leccinum scabrum - Boleto del abedul
Crece a veces bajo los castaños, pero principalmente bajo los abedules, de donde deriva el nombre.
Comestible, se puede freír y rehogar; no apto para ser desecado; la carne es blanda y se ennegrece con la cocción.


 


 


Agaricus campester - Champiñón de campo
Nace en prados y dehesas, principalmente en los abonados con estiércol.
Es un excelente comestible, siendo muchas sus formas de preparación. Su carne es blanca. Tiene un sabor agradable y un olor a ciruelas pasas.

 


 

Cantharellus cibarius - Seta de San Juan
Está presente en caducifolios y coníferas, más frecuentemente en robledales, en grupos entre musgo y hojarasca; también bajo las matas de brezo, en las proximidades de los árboles.
Excelente comestible para sopas y en preparación tipo verdura; apto para la desecación.
Fácil de identificar por los pliegues en vez de láminas.





Clavulina cinerea - Clavaria cenicienta
Suele crecer en pinares junto a la base de los pinos viejos; los carpóforos no cortados demasiado cerca del suelo pueden seguir creciendo durante años en el mismo lugar.
Comestible, su carne es blanca tirando a gris, frágil y sin olor.

 


 

Coprinus comatus - Seta barbuda
Presente en grupos sobre praderas estercoladas, jardines, escombreras y cunetas; en los bosques, al borde de los senderos.
Excelente comestible, aunque sólo los ejemplares jóvenes, desechando el pie; no adecuada para desecar; consumirla nada más recolectada, con las láminas blamcas, pues se hace delicuescente em poco tiempo.


 


 


Hypholoma capnoides - Hifoloma láminas grises
Presente en apretados racimos durante todo el año sobre tocones de coníferas.
Son sólo comestibles los sombreros, sobre todo en sopas y salsas. Tiene propiedades hipoglucemiantes como alimento natural para diabéticos.

 

Lactarius deliciosus - Níscalo
En bosques de coníferas y mixtos; bajo pinos; muy abundante en nuestro término.
La leche de estas setas tiene color zanahoria, que verdea al contacto del aire o según envejece. Es importante saber que su consumo colorea la orina con el mismo tinte que su leche.
Excelente comestible al horno, a la parrilla o frito.


 


 


Macrolepiota rhacodes - Parasol carne roja
Su presencia es abundante en bosques de fronda y coníferas, en zonas ricas en materia orgánica.
Excelente comestible desechando el pie; los ejemplares jóvenes tienen aspecto de maza de tambor. En crudo puede provovar trastornos digestivos.

 


 

Macrolepiota procera - Nariz de gato
Gragarias o en corros; en claros y orillas de bosques y caminos; también junto a brezos.
Es también un excelente comestible, como la Macrolepiota rhacodes. Los sombreros de esta seta resultan ser un bocado exquisito friéndolos empanados.


 


Lycoperdom perlatum - Pedo de lobo
Está presente en grupos numerosos en bosques de coníferas y de caducifolios, en prados o setos, igual en terrenos llanos que montañosos.
Comestible mediocre; sólo los ejemplares jóvenes, de carne blanca, se utilizan para ensaladas.

 


 

Marasmius oreades - Senderuela
Crece en prados, praderas, bordes de caminos, en suelos nitrogenados.
Su carne es blanquecina y fibrosa; olor a almendras amargas; sabor dulzaino.
Muy buen comestible, es apta para la desecación; despreciar el pie; se usa como aromatizante en salsas o guisos de carne.


 


 


Morchella esculenta - Seta de Cuaresma
Fructifica entre olmos, fresnos, setos, en bosques de frondosas, junto a orillas de río, en suelos húmedos y ricos en materia orgánica vegetal.
Excelente comestible, aunque no debe consumirse sin haberse cocido previamente.
Su carne es blanca, frágil, elástica y de sabor ligeramente dulce.

Morchella conica - Colmenilla cónica
Abunda entre coníferas, en bosques quemados o aclarados, con abundancia de restos vegetales, serrín, etc., y la tierra removida.
Aunque su forma recuerda a la Morchella elata, se diferencia de ésta por su pequeño tamaño y ser más rechoncha.
Comestible, no debe consumirse cruda, sino bien cocida. Como guarnición, da un sabor particular a los platos.


 


 


Aleuria aurantia - Peziza anaranjada
Crece en la tierra o en los senderos de los bosques de árboles frondosos, taludes y zonas húmedas. Necesita de un lavado prolongado y minucioso antes de acomodarla a su utilización.
Se consume cruda en ensalada, o regada con aguardiente o kirsch.

 


 

Pleurotus cornucopiae - Cuerno de la abundancia
Nace a finales de la primavera sobre los troncos o tocones de árboles frondosos, en hayedos o encinares, en grupos compactos que pueden ser de gran volumen.
Es un excelente comestible si se guisa joven. Su carne es poco firme, y en la madurez se vuelve fibrosa. Su sabor es delicado y su olor recuerda al de la harina.


 

Pleurotus ostreatus - Seta de ostra
Crece en troncos y tocones de árboles de hoja caduca, álamos, chopos, nogales, etc., raramente en pinos. Muy abundante entre los chopos.
El color marfil los caracteriza frecuentemente. Se perfuma según el lugar donde crece, teniendo siempre un olor fino y agradable.
Es un buen comestible si se coge joven, antes de desplegarse el sombrero.

 


 

Piptoporus betulinus - Políporo del abedul
El políporo del abedul crece en verano y otoño sobre los árboles enfermos o recientemente caídos, que pueden ofrecerle una mínima cantidad de savia.
Antiguamente se utilizaba para afilar: se cortaban unas rodajas del sombrero y luego se pegaban a una tabla de madera.
No es comestible, ya que su carne adquiere una consistencia parecida a la lija.


 


 


Russula cyanoxantha - Seta de cardo
Se la encuentra en bosques de coníferas , en caminos sin vegetación y también entre el musgo y la hierba, en suelos variados, terrenos calcáreos o silíceos.
Excelente comestible, es una de las setas más sabrosas y apropiadas para todo tipo de platos; apta para desecado.
La carne es blanca, a veces rosada, y tiene un olor dulce de avellana y un sabor débil.

Lepista nuda - Pie azul
Frecuentemente bajo los árboles frondosos y las coníferas; a veces, en círculos en los prados; crece desde finales de primavera hasta las primeras heladas.
Excelente comestible, famoso por su carne tierna y perfumada, aunque el perfume que exhala puede indisponer a ciertos individuos; por tanto, es preferible consumirlo cocido y no crudo.