Tomillo de Monte

Tomillo (Thymus vulgaris)

SINONIMIA: No se ha descrito.

FAMILIA: Labiadas

ORIGEN Y DISTRIBUCIÓN: Se extiende por las regiones mediterráneas.

USOS TERAPÉUTICOS: Tónico, aperitivo, estimulante de las defensas del organismo, digestivo, antiparasitario, antiespasmódico, antiséptico, expectorante, balsámico, bronquitis, afecciones de garganta y aparato respiratorio.

OTROS USOS Y PROPIEDADES: Se utiliza en la industria de la perfumería; también como condimento en la cocina.

PARTE UTILIZADA: Hojas, flores.

 

DESCRIPCIÓN


Se trata de un pequeño arbusto de hasta unos 40 cm. de altura, de tallos leñosos y muy ramificados. Las hojas son pequeñas, estrechas y ovales, con una pelusilla por el envés. Las flores son rosadas, pequeñas y dispuestas en corimbo. Florece a partir de marzo, durante la primavera.

Crece en lugares silvestres, en laderas áridas, pedregosas y soleadas. También se cultiva en huerta por sus propiedades como condimento y como parte de las finas hierbas.

RECOLECCIÓN


Para uso medicinal se recolectan las flores y hojas. Se realiza en primavera, con tiempo seco y soleado. Las partes cortadas se dejan secar a la sombra y en lugar bien ventilado. Se almacenan en recipientes herméticos, alejados de la humedad.

 

APLICACIONES Y PROPIEDADES


El tomillo tiene variadas aplicaciones medicinales. A pesar de su predicamento, no entró en las farmacopeas hasta el siglo XVI, siendo un desconocido para los autores clásicos griegos.

Las flores son ricas en timol; son antisépticas, tónicas, estimulantes de las defensas del organismo, balsámicas, expectorantes, digestivas y antiespasmódicas. Su poder antiséptico se emplea en las afecciones de la garganta, aparato respiratorio, catarros y resfriados. Es un adecuado antiparasitario. Se utiliza externamente en enjuagues y afecciones cutáneas; también en lavados intestinales. Se prepara como infusión, linimento o extracto, y se aplica en forma de baños, gargarismos, compresas, cataplasmas, etc.

Se emplea en la preparación de licores digestivos; también es un condimento habitual en muchas cocinas.

REMEDIOS


INFUSIÓN DE TOMILLO ANTISÉPTICA PARA AFECCIONES RESPIRATORIAS

Para las aplicaciones internas ya descritas, pero especialmente como expectorante y contra los resfriados, hervir una tacita de agua con un puñado de hojas o flores de tomillo, dejar reposar quince minutos y colar. Añadir el zumo de un limón y una cucharada de miel de romero. Tomar 2 o 3 tazas al día.

BAÑO DE VAPOR DE TOMILLO PARA ENFRIAMIENTOS Y AFECCIONES DE GARGANTA

A un litro de agua caliente añadir un puñadito de hojas o hierbas desmenuzadas. Dejar reposar unos 15 minutos. Filtrar y verter en el agua del baño procurando inhalar los vapores profundamente.

VINO DE TOMILLO APERITIVO

A un litro de vino blanco seco añadir unos 25 gramos de sumidades florales. Dejar macerar unos 10 días. Filtrar y tomar una copita antes de las comidas.